domingo, 12 de agosto de 2007

Que voooooooy!!!!!


Nueva Zelanda es lo que prometia, mucho frio, muchos fish & chips, mucho deporte de aventura y parajes naturales que te dejan sin habla. Los dos primeros dias los hemos pasado en Christchurch, una ciudad pequenya muy acogedora pero que aparte de tener un parque botanico precioso, una de las mejores salas de billar que he pisado nunca y pubs en los que hay adolescentes ebrios contoneandose al ritmo de una musica electronica endiablada, poca cosa mas tiene que ofrecer. Eso si, tiene un centro de atencion al turista en la plaza del ayuntamiento que te solucionan cualquier problema si quieres moverte por el pais. Entramos en dicho lugar con las manos en los bolsillos y salimos con un coche de alquiler para toda la semana y un pack que incluia puenting, excursion a los fiordos neozelandeses en avioneta, helicoptero e ir con una lancha a 85km por hora por un rio estrechiiiiisimo (os puedo jurar que lo es)... vamos a tener que hacer muchas horas extra para recuperar tal dispendio aunque, es una vez en la vida, que caray. Asi que despues de marcarnos el plan de ruta cogimos el coche y nos dirigimos hacia el sur, a un pueblo llamado Queenstown que es donde teniamos contratadas tales actividades y segun nos habian dicho es uno de los lugares mas bonitos de Nueva Zelanda. Recorrimos 600km para llegar a el, pero son los los 600km mas increibles que he recorrido nunca. Al final de cada curva nos encontrabamos con una nueva sorpresa igual o mejor que la anterior y asi discurrio nuestro viaje entre imponentes montanyas nevadas, lagos de pelicula, bosques colosales y extensiones de tundra inacabables. Aunque era nuestra primera vez, el paisaje nos era familiar, o al menos para mi por lo mucho que me ha gustado siempre la saga de El Senyor de los anillos; en mas de una ocasion me he imaginado cabalgando con Aragorn, Legolas y Gimli a traves de Rohan... que se le va hacer pero soy un pelin freaky. Hoy es nuestro segundo dia en Queenstown y el pueblo ha cumplido plenamente las expectativas; esta en primera linea de un precioso lago en la falda de unas cumbres nevadas que le dejan boquiabierto a uno y esta repleto de vida. Lo que no nos imaginabamos era el estado de shock en el que nos iba a dejar una de las actividades que contratamos desde Christchurch, el bungy (puenting)... estoy escribiendo este post y aun me veo cayendo al vacio gritando de impotencia como un nenaza. Es la experiencia mas adrenalitica que he vivido jamas, os recomiendo que lo probeis, Lozzana todavia no ha recuperado el habla pero despues de una Snake bite seguro que volvera a ser el de antes. Manyana nos desplazaremos a los fiordos en avioneta (si el tiempo lo permite) y ya os comentaremos que tal ha sido la experiencia, promete ser tambien inolvidable. Un fuerte abrazo a todos.

2 comentarios:

redgaliz dijo...

Por un momento creí que era tu mesa de la redacción, así suspendida en el aire...
Cuidaos!!!

mjk dijo...

¿horas extra? ¿por qué? ¿ya has encontrado trabajo? :-) jur jur jur!!! menos por lo del puenting, admito que comenzáis a dar envidia... abrazote a los dos!